sábado, 6 de diciembre de 2008

El PCV será siempre el partido de la Clase Obrera

Aporrea: Por; Eduardo Mármol
Sin el ánimo de responderle a un señor que dice llamarse Jhonny Bielostotzky que ha tenido la ridícula osadía de balbucear unas mentiritas de mal gusto sobre el glorioso Partido Comunista de Venezuela en el cual militamos y militaremos toda la vida, no como feligreses de cualquier Religión, que todas están aliadas al capitalismo y de espaldas a los trabajadores, sino como marxistas leninistas en la vanguardia por la construcción de un Mundo sin explotados y sin explotadores, es decir en la extinción del capitalismo por efectos del avance y el establecimiento del sistema Socialista. Queremos afirmar una vez más ante el insulto gratuito de preguntar si somos el "partido capitalista de Venezuela" que la historia política venezolana no deja lugar a dudas sobre nuestra condición del único partido de nuevo tipo en nuestro País por la sencilla razón de que en el PCV no hay divisiones de clase, y por el contrario somos el partido de la clase obrera, e históricamente hemos estado, estamos y estaremos en primera línea en la lucha antiimperialista.Nos luce que los capitalistas son otros, y podrían estar hasta escondidos en un batallón cuyo nombre es muy revelador: "Paraíso Unido". Verdaderos charlatanes que no esconden, ni disimulan sus simpatías por la explotación capitalista, habría que chequear si este señor ha vivido o está viviendo de la revolución bolivariana o si es un humilde bolivariano que trabaja voluntariamente y sin estímulos crematísticos por la construcción del Socialismo científico en Venezuela, ciertamente pensamos que es muy difícil que así sea, dado su injurioso veneno verborréico en contra de un partido como el PCV, cuya grandeza y dignidad no le cabe en su bocaza de fascistoide.Es oportuno preguntarnos si estos ataques tan irracionales y tan grotescos de este señor políticamente analfabeto, más ignaro aún en el conocimiento del marxismo leninismo como la teoría para la construcción de la sociedad socialista, no son parte de la histórica campaña anticomunista llevada adelante por el departamento de Estado desde el triunfo de la gran Revolución Bolchevique. ¿Porque a quién sino al Imperialismo, favorece tanta virulencia en contra del PCV? Nos repreguntamos ¿De que lado podría estar la disociada posición del señor Bielostotzky, justo ahora que tenemos que unir esfuerzos por hacer triunfar la enmienda constitucional que faculta al pueblo a través de Chávez para reelegirse en la presidencia de la República continuamente?Es mezquino este militante de batallón cuando pretende desconocer las luchas del Partido Comunista de Venezuela al lado de los obreros en la huelga petrolera del 1.936 en el Estado Zulia, los crímenes, las torturas y los vejámenes en contra de los militantes del PCV por parte de las dictaduras de Juan Vicente Gómez, de Pérez Jiménez, de Betancourt, de Leoni y de las falsas democracias del punto fijismo. Miente este bocazas al decir que nuestros militantes vienen de la clase burguesa, cuando este es un partido nacido y cimentado en los centros de trabajo, en las luchas estudiantiles y en la calle con los hijos más explotados de nuestro Pueblo. Algunos miembros excepcionales del PCV procedían de la godarria caraqueña como Gustavo Machado, entre muy pocos casos, pero una vez que se hicieron militantes comunistas, se entregaron a las luchas obreras y campesinas como si hubiese nacido en el seno de ellas, y toda sus vida fue una larga sucesión de combates para lograr la victoria revolucionaria del socialismo.Si es verdad que somos pocos. Los partidos Comunistas del Mundo, no somos partidos de masas, sino de Cuadros, es decir de hombres y mujeres inclaudicables en la tarea de la construcción socialista. Cuadros que preferimos morir antes que traicionar a la clase obrera, la única clase en capacidad de realizar una revolución socialista verdadera. No deberían engañarse nuestros adversarios gratuitos con el número de votos de nuestro partido en la última contienda electoral. Esos resultados no han hecho sino confirmar que el PCV esta por encima del deseo imperialista de liquidarlo, como estuvo por encima en el pasado cuando se intentó acabar con él a través de las ejecutorias de gobiernos dictatoriales entregados a los intereses de Washintong.No es el PCV el que ha tenido los espacios de Poder en este periodo de la V República, salvo algunas excepciones diputacionales o de menor orden, tampoco estamos buscando con ahínco esos espacios, y en las contadas ocasiones que los hemos procurado, ha sido para ponerlo al servicio exclusivo de las masas explotadas por este Estado burgués que aún pervive, y es el que realmente amenaza a la revolución bolivariana, y al liderazgo de Chávez.Hoy más que nunca levantamos la bandera del glorioso Partido Comunista de Venezuela. Ya estamos activados con toda nuestra fuerza de lucha antiimperialista para contribuir con la campaña para lograr la enmienda constitucional que faculte a Chávez para una reelección continua en la presidencia de Venezuela. Nadie nos pulveriza, nada ni nadie nos borra del mapa político de nuestro País.

1 comentario:

Johnny Bielostotzky dijo...

El glorioso PCV vive de eso de glorias pasadas, lo lamento por herir sus sentimientos, sé que la verdad duele pero por ella murió un hombre con todo para ser rey y lo es solo que en una dimensión espiritual no material. La clase obrera no existe, existen sindicatos patronales o marginales, pero no de una clase como la predijo Marx. Sabe Marx se equivocó muchas veces y lo que dejó escrito no se entiende, por lo menos ustedes no lo han hecho porque ni se ven en las calles, ni han construido nada. Chávez no era comunista ni del PCV, pero construyó una nueva realidad, un capitalismo humanizado. Ahora se ha propuesto construir el Socialismo del Siglo XXI y ¿que pasó con el comunismo?, no existe ni como propuesta ideológica.
Amigo construyan un marco doctrinario e ideológico, pero hagan una propuesta de país y vendanla al pueblo, o construyan una clase trabajadora y orientenla hacia el comunismo o mejor aún hacia el Cristianismo.

CANTACLARO AL SERVICIO DE LA REVOLUCION

CARA DE VIDRIO: La Navidad Consume Hasta Morir