domingo, 24 de mayo de 2009

NACIMIENTO DEL MOVIMIENTO OBRERO EN PUERTO RICO (1890-1899)

Especial, enviado por Abayarde Rojo-Refundacion Comunista de Puerto Rico.-- Estimadas/os lectoras/es: Este será el primero de una serie de artículos que publicará el Abayarde Rojo sobre la historia del movimiento obrero en Puerto Rico. El propósito es que las y los trabajadores conozcamos nuestra historia proletaria, una trayectoria de solidaridad, sacrificio y de lucha. Fomentar el conocimiento de este valioso acervo histórico nos será de especial ayuda en la coyontura actual para conocer los retos que enfrentaron nuestros antecesores, sus estrategias de lucha, sus errores y aciertos.
Antecedentes
A principios de la década de 1890 no existía un movimiento obrero como lo conocemos en la actualidad. Durante este periodo todavía imperaban en Puerto Rico relaciones sociales de producción semi feudales, combinadas con una economía de exportación de productos agrícolas. Esto hacía de la economía puertorriqueña un híbrido, ya que poseía características propias del feudalismo como la tenencia de la tierra y los vínculos de parentesco entre los campesinos y sus patrones, junto con la inserción de productos agrícolas, como el café, en la circulación de capital en los mercados internacionales. En esta época los sectores de trabajadores que sirvieron como antecedentes a la clase obrera asalariada eran los campesinos, jornaleros y los artesanos. Este era el sustrato verdaderamente revolucionario de aquella sociedad puertorriqueña. Anterior a Santiago Iglesias Pantín ya existían en Puerto Rico gremios obreros de tendencia anarquista y anarcosindicalista en las principales ciudades del país, como San Juan, Ponce, Mayagüez y Arecibo.
Aunque la clase obrera se encontraba en una etapa incipiente, no era una masa inconsciente y desorganizada. Se habían organizado diversas entidades para atender necesidades en caso de accidente, así como para fomentar la producción que la demanda no siempre proveía. La base de la organización obrera se componía de:
a) Casinos de artesanos – en los mismos se organizaban bailes y veladas literarias en los que se leía a Bakunin y a Víctor Hugo. En casos de enfrentamiento con el patrono, servían de lugar para la organización de huelgas. A pesar de que estas actividades podrían parecer frívolas por imitar a la burguesía, demuestran una claraconciencia de clase al realizarse aparte.
b) Socorros mutuos – servían para auxiliar a los artesanos y trabajadores en caso de enfermedad, accidente o muerte. Organizaciones muy similares a las encontradas en la España de principios de S. XIX.
c) Cooperativas – estaban destinadas a resolver el empleo por medio del trabajo y la cooperación organizando los artesanos en cooperativas de producción. Hubo cooperativas de albañiles, carpinteros, panaderos, entre otros.
Para 1892 la pequeña burguesía nativa, agrupada en los terratenientes, propietarios y comerciantes, pretendió aumentar los impuestos sobre el costo de las mercancías, lo que irremediablemente conllevaría un aumento en el costo de vida. Esta movida provocó numerosas protestas de las y los trabajadores en las ciudades y el campo. Ante el nivel de agitación social, las autoridades optaron por la suspensión de los impuestos. Entre 1894 y 1895 se desató una profunda crisis económica como resultado de la devaluación del peso puertorriqueño, la cual provocó un alza en los precios en los artículos básicos. Este aumento provocó una serie de huelgas, tanto en el campo, como en las ciudades, que demostraron la potencia de la naciente clase obrera, así como su inserción en la lucha social como sujeto histórico. En 1897 se organiza el Círculo de Estudios
Sociales en el cual tuvo una influencia muy marcada las ideas anarquistas de Bakunin y de la Primera Internacional. Estos procesos de desarrollo de la conciencia de clase iban a lapar con el ascenso de la burguesía criolla como clase dominante. En esta época se dan numerosas huelgas de cocheros, lancheros y tipógrafos.
Los tipógrafos, por las características de su trabajo, eran los más adelantados intelectual y políticamente, dándose a la tarea de organizar el movimiento obrero en Puerto Rico. En 1897 el carpintero Fernando Gómez y los tipógrafos
Ramón Romero Rosa y José Ferrer y Ferrer fundan el semanario Ensayo Obrero, el cual sirvió de base para la fundación de la Federación Regional Obrera de Puerto Rico en 1898.
Durante la inauguración del Gobierno Autonómico las contradicciones de clase entre la burguesía liberal y los trabajadores se manifestaron de forma clara cuando el 11 de febrero de 1898 la clase obrera realizó su primera manifestación pública empuñando la bandera roja. Quedaban de esa manera deslindados los campos donde los trabajadores como clase ejercían su accionar político con plena conciencia de su papel en la producción. Sin embargo, debido a los constantes intentos del Parido Republicano de controlar la Federación Regional, esta vio minada su capacidad de organizar la lucha. En 1899 los trabajadores en Puerto Rico celebran por primera vez el 1 de mayo, dando paso a la fundación de la Federación Libre de los Trabajadores de Puerto Rico y al Partido Obrero Socialista en octubre de 1899. Como presidente fue electo Santiago Iglesias y como Secretario Ramón Romero Rosa.
En el próximo número el periodo de 1900-1920, uno de los más intensos y gloriosos de nuestra historia como clase.

sábado, 9 de mayo de 2009

LA ABSTENCIÓN AMENAZA LAS ELECCIONES EUROPEAS

Las elecciones europeas se llevarán a cabo en los 27 países que conforman la Unión Europea (UE) del 4 al 7 de junio. Estos comicios tienen como objetivo designar a los 785 diputados del único parlamento transnacional, multilingüe y elegido por sufragio universal directo que hay en el mundo, el Parlamento Europeo, y la única institución de la UE constituida directamente por los ciudadanos. Sin duda alguna la opción de la Izquierda Europea se perfila como la autentica alternativa ante la crisis económica que asota el viejo continente abogando por una Europa distinta, que este ligada al Pueblo y no al Capital.
Estas elecciones podrían verse afectadas por un elevado nivel de abstención, signo de la marcada erosión en la relación de los ciudadanos europeos y su Parlamento.
Unos 375 millones de ciudadanos europeos de los 27 países que conforman la Unión Europea (UE) están llamados a las urnas del 4 al 7 de junio próximo para renovar el Parlamento, única institución del bloque elegida por sufragio universal. A pesar de las campañas de información lanzadas en varios países, un tercio de los votantes podría no cumplir con este deber. El nivel de abstención podría alcanzar un nivel histórico, signo de la distancia que desde hace 30 años se ha creado entre los ciudadanos europeos y sus diputados.
La indiferencia varía de un país a otro pero en general todos se verían afectados por este fenómeno. Francia ocupa un lugar honorable con cerca de 47% de electores que estarían dispuestos a depositar su voto en estos comicios, según una encuesta de Euro barómetro. Pero en otros países, estas elecciones podrían hacer visible un altísimo grado de desinterés, como es el caso de Bélgica o Grecia donde se esperan tasas de abstención del 70% y 82% respectivamente, según el mismo instituto.
Las explicaciones son múltiples y recurrentes, de un escrutinio al otro. La ausencia de campaña a escala europea; la falta de grandes personalidades políticas en esta asamblea considerada por muchos candidatos como un purgatorio. También, la verdadera distancia que separa a los eurodiputados de sus electores. Una vez depositado el voto, los ciudadanos europeos tienen muy pocas ocasiones de seguir el trabajo de sus representantes, absorbidos por un mandato que se ejerce entre las ciudades de Estrasburgo y Bruselas. Por último, y no menos importante, el Parlamento europeos sigue siendo una de las instituciones más arraigada del bloque (burgués y capitalista), junto a la Comisión Europea y el Consejo de los 27 jefes de estado y de Gobierno. Pero es también una de las menos accesibles, a pesar de ser el lugar donde se discuten las leyes y normas que rigen la vida diaria de los ciudadanos en Europa.
Con el correr de los años, el Parlamento Europeo se ha convertido así mismo en una tribuna internacional a la que acuden numerosos dirigentes del mundo entero para hacer oír su voz.
Los diputados se reúnen en grupos políticos: no se agrupan por nacionalidades, sino en función de sus afinidades políticas. En el Parlamento Europeo existen en la actualidad 7 grupos políticos.
Con el fin de garantizar la transparencia de los trabajos parlamentarios y el acceso de todos los ciudadanos a los textos, en el Parlamento Europeo, las 23 lenguas comunitarias tienen la misma importancia: todos los documentos se publican en todas las lenguas oficiales de la UE y cada diputado tiene derecho a expresarse en la lengua oficial de su elección.

CANTACLARO AL SERVICIO DE LA REVOLUCION

CARA DE VIDRIO: La Navidad Consume Hasta Morir